Neumotórax: causas y factores de riesgo

Un neumotórax puede ser espontáneo, es decir, ocurrir sin motivo aparente, o traumático, es decir, ser causado por un traumatismo o una lesión en el pecho.

Neumotórax espontáneo

Cuando se presenta en un paciente sin una enfermedad identificable conocida, es primario; si el paciente tiene una enfermedad subyacente relacionada con el neumotórax, entonces es secundario.

Primario

El neumotórax espontáneo primario es aquel que ocurre sin una causa aparente en personas que nunca han sido diagnosticadas con enfermedad pulmonar. La causa del neumotórax espontáneo primario se desconoce, pero los factores de riesgo establecidos incluyen: 1

  • Sexo masculino. En general, los hombres son mucho más propensos a tener un neumotórax que las mujeres.
  • Fumar. El riesgo aumenta con el tiempo y el número de cigarrillos fumados, incluso sin enfisema. 2
  • Edad. El neumotórax provocado por la rotura de ampollas de aire es más probable que ocurra en personas entre 20 y 40 años de edad, sobre todo si es un hombre muy alto y de bajo peso.
  • Historial familiar. Ciertos tipos de neumotórax parecen darse en varios miembros de la misma familia.

Muchos neumotórax espontáneos primarios son, de en realidad, debidos a una lesión pulmonar pequeña (enfisemas locales) no diagnosticados antes. 3

Secundario

El neumotórax espontáneo secundario se produce en personas con problemas pulmonares conocidos. El daño pulmonar puede ser causado por muchos tipos de enfermedades subyacentes, incluyendo: 4

  • Enfermedades de las vías respiratorias. Enfermedad obstructiva crónica (EPOC), enfisema, bronquitis crónica, asma severa aguda, fibrosis quística.
  • Infecciones del pulmón. Neumonía, tuberculosis.
  • Enfermedad pulmonar intersticial. Sarcoidosis, fibrosis pulmonar idiopática, histiocitosis X, linfangioleiomiomatosis (LAM).
  • Enfermedades del tejido conectivo. Artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, la polimiositis y la dermatomiositis, esclerosis sistémica, síndrome de Marfan y el síndrome de Ehlers-Danlos.
  • Cáncer. Cáncer de pulmón, sarcomas que implican el pulmón.
  • Neumotórax catamenial. Es el neumotórax asociado con el ciclo menstrual y relacionado con la endometriosis en el pecho).

En los niños, las causas adicionales incluyen el sarampión, la equinococosis, la inhalación de un cuerpo extraño y ciertas malformaciones congénitas.

Neumotórax traumático

Cualquier traumatismo cerrado o penetrante en el tórax puede causar colapso pulmonar. Algunas lesiones pueden ocurrir durante agresiones físicas o accidentes de tráfico, como por ejemplo:

  • Heridas de arma blanca en el pecho.
  • Golpe fuerte en el pecho.
  • Impacto del airbag en un accidente de coche.
  • Costillas fracturadas, lo que puede perforar el pulmón.
  • Exposición a explosiones, a pesar de que no haya aparentemente una lesión en el pecho.
  • Submarinismo. Los buzos que respiran aire comprimido pueden sufrir un neumotórax como consecuencia de un barotrauma, al ascender un solo metro mientras mantienen la respiración cuando los pulmones están completamente inflados. 5

Otras lesiones pueden ocurrir durante ciertos procedimientos médicos que dañan los pulmones. 6 Los ejemplos incluyen:

  • Reanimación cardiopulmonar (RCP). Es un procedimiento de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando una persona ha dejado de respirar y el corazón ha dejado de palpitar. La RCP combina respiración de boca a boca y compresiones cardíacas.
  • Inserción de tubos en el pecho. Se suelen usar para extraer líquido del espacio que se encuentra entre los pulmones y la pared del pecho (espacio pleural).
  • Biopsias de pulmón tomadas a través de una aguja a través de la pared torácica.
  • Procedimientos que utilizan un endoscopio por la garganta y en los pulmones.
  • Ventilación mecánica. Un tipo de neumotórax grave puede ocurrir en personas que necesitan asistencia mecánica para respirar. La acción del ventilador, que empuja y tira del aire dentro y fuera de los pulmones, puede crear un desequilibrio de la presión del aire dentro del pecho. El pulmón puede colapsarse completamente y el corazón puede ser apretado hasta el punto de que no pueda funcionar correctamente.

Mecanismo

La cavidad torácica es el espacio en el interior del pecho que contiene los pulmones, el corazón y numerosos vasos sanguíneos principales. En cada lado de la cavidad, una membrana pleural cubre la superficie del pulmón (pleura visceral), y también recubre el interior de la pared torácica (pleura parietal).

Los pulmones están completamente inflados dentro de la cavidad debido a que la presión dentro de las vías respiratorias es mayor que la presión dentro del espacio pleural (el espacio entre la pleura visceral y la pleura parietal). A pesar de la baja presión en el espacio pleural, el aire no entra porque no hay conexiones naturales a un pasaje que contenga aire, y la presión de los gases en la sangre es demasiado baja. Por lo tanto, un neumotórax sólo puede desarrollarse si se permite que entre el aire debido a un daño en la pared torácica o en el propio pulmón.

Los defectos en la pared torácica suelen ser evidentes en los casos de lesiones como puñaladas o heridas de bala. En un neumotórax espontáneo secundario, estos defectos son causados ​​por una variedad razones, sobre todo por la ruptura de ampollas de aire en casos de enfisema grave. Pequeñas ampollas de aire se pueden desarrollar en la parte superior de su pulmón. No se sabe por qué estas vesículas aparecen en los pulmones de algunas personas y en otras no, pero ocurren más a menudo en los pulmones de las personas altas y delgadas. Las ampollas en sí mismas no constituyen una enfermedad de los pulmones. Aunque la mayoría de las ampollas se rompen sin razón aparente, se pueden romper por los cambios en la presión del aire al bucear, viajar en avión o subir a una montaña a gran altura.

Neumotórax a tensión

El neumotórax a tensión se produce cuando la abertura que permite que el aire entre al espacio pleural permite que entre el aire pero impide que escape. El cuerpo lo compensa mediante un aumento de la frecuencia respiratoria y el tamaño de cada respiración, empeorando el problema. Al no ser corregido, se produce hipoxia (disminución de los niveles de oxígeno) y paro respiratorio. 7

La condición también es bastante común en los recién nacidos prematuros cuyos pulmones no se derarrollan plenamente en el útero.

Recursos externos

Referencias

  1. Marx J (2010). Rosen’s emergency medicine: concepts and clinical practice 7ª ed. Philadelphia, PA: Mosby/Elsevier. pp. 393–396. ISBN 978-0-323-05472-0.
  2. Bense L, Eklund G, Wiman LG. “Smoking and the increased risk of contracting spontaneous pneumothorax”. Chest  92 (6):1009-12. PMID 3677805.
  3. Bense L, Lewander R, Eklund G, Hedenstierna G, Wiman LG. (Febrero de 1993) “Nonsmoking, non-alpha 1-antitrypsin deficiency-induced emphysema in nonsmokers with healed spontaneous pneumothorax, identified by computed tomography of the lungs.”. Chest 103(2):433-8. doi:10.1378/chest.103.2.433. PMID 8432133.
  4. Tschopp JM, Rami-Porta R, Noppen M, Astoul P (Septiembre de 2006). “Management of spontaneous pneumothorax: state of the art”. European Respiratory Journal 28 (3): 637–50. doi:10.1183/09031936.06.00014206. PMID 16946095.
  5. Neuman TS (2003). “Arterial gas embolism and pulmonary barotrauma”. Brubakk AO, Neuman TS. Bennett and Elliott’s physiology and medicine of diving, 5th Rev ed. United States: Saunders. pp. 558–561. ISBN 0-7020-2571-2.
  6. Noppen M, De Keukeleire T (2008). “Pneumothorax”. Respiration 76 (2): 121–7. doi:10.1159/000135932. PMID 18708734.
  7. Leigh-Smith S, Harris T (Enero de 2005). “Tension pneumothorax—time for a re-think?”. Emergency Medicine Journal 22 (1): 8–16. doi:10.1136/emj.2003.010421. PMID 15611534.